Header AD

La mujer que violó a su hijo para curarlo de su homosexualidad

Bárbara Saly Baekeland fue una mujer millonaria que pertenecía a la socialité americana.

Al ser una mujer de gran belleza, inicio su carrera como modelo de Vogue y como aspirante a estrella de Hollywood. Al poco tiempo, sus contactos le presentarían a Brooks Baekeland, nieto de Leo Baekeland, millonario creador de la baquelita. Se casaron porque Barbara tuvo un falso embarazo, sin embargo, en agosto de 1946 traería al mundo a Anthony, su primer hijo.

Durante el matrimonio, Barbara mostró una personalidad inestable. Tanto ella como su esposo llevaban una vida pegada al alcohol y a los encuentros sexuales con otras personas. A esto hay que sumarle que Anthony, con el tiempo, fue desvelando su homosexualidad.

Cuando el muchacho tenía 21 años de edad, sus padres se divorciaron. Al parecer, Brooks había dejado a Barbara por una mujer más joven, quien algunos creían se trataba de la primera enamorado que tuvo su hijo. El divorcio le chocó bastante a Barbara, hasta intentó suicidarse. Fue entonces, por su bien, que se fue a vivir con su hijo a un pent-house en Londres.

Allí, la mujer hizo notar su descontento con que su hijo, ahora, sea homosexual, así que intento “arreglarlo”. En un primer intento, contrató a prostitutas para que se acostaran con Anthony en la cama, pero él no quería. No se sentía cómodo con ello. Barbara, al ver que sus métodos no iban a funcionar, obligo a su hijo a tener relaciones incestuosas con ella.

Para aquel entonces, Anthony mostraba signos de esquizofrenia con tendencias paranoides, pero su padre se negó a llevarlo al psiquiatra porque pensaba que era algo “poco ético”.

Cansado de los abusos que recibía por parte de su madre, en julio de 1972, el muchacho, ahora de 25 años de edad, intentó tirar a su madre a la pista en pleno tráfico, pero falló. La policía lo arrestó de inmediato, pero su madre no puso cargo alguno. Meses más tarde, el 17 de noviembre, apuñaló hasta más no poder a Barbara, quien ya tenía 50 años de edad. La mujer murió en el acto, y Anthony, tranquilo, pidió comida por teléfono y esperó a que llegara la policía.

Tras su arresto, el juicio en su contra comenzaría el 6 de junio de 1973. Para su suerte, todos los testigos afirmaron tener conocimiento de lo que su madre le hacía y de la relación incestuosa que tenían. Creían que Barbara intentaba “curar” a su hijo de aquellas “preferencias sexuales” que tenía. Su defensa estuvo muy bien argumentada, por lo que solo lo encontraron culpable que cargos menores. Fue entonces enviado a Broadmoor, un hospital psiquiátrico.

Casi 7 años después, fue puesto en libertad el 21 de julio de 1980 a los 30 años de edad. Sus amigos habían hecho varias solicitudes para que salga libre. Anthony decidió trasladarse a la casa de su abuela materna de 87 años de edad en Nueva York, y luego de seis días de haber salido de prisión, el 27 de julio, atacó a su abuela con un cuchillo. La apuñaló 8 veces y le rompió varios huesos. Según él, su abuela se lo habría pedido.

La policía lo volvió a arrestar y se le encontró culpable de intento de asesinato. Esta vez, seria encerrado en Rikers Island. Tras 8 largos meses de evaluación por parte del equipo psiquiátrico del lugar, se esperaba que Anthony sea puesto en libertad condicional el 20 de marzo de 1981. Sin embargo, su caso tuvo que ser aplazado por el juez debido a un retraso en la transferencia de sus registros médicos del Reino Unido. Anthony regresó a su celda, y 30 minutos más tarde, seria encontrado muerto, con una bolsa de plástico en la cabeza. Falleció el 21 de marzo de 1981, y hasta hoy sigue siendo un misterio si realmente se suicidó, o si alguien lo mató.

La historia de los Baekeland se transformaría en un libro que más tarde fue adaptado al cine con el nombre de Savage Grace (2007).
La mujer que violó a su hijo para curarlo de su homosexualidad La mujer que violó a su hijo para curarlo de su homosexualidad Reviewed by Armando Nevarez on 11:35 Rating: 5

No hay comentarios.

Post AD